Podés seguirnos en RSS Facebook Twitter
Buenos Aires » | Estado del tiempo » El Tiempo Buenos Aires » Pronóstico | Santoral » Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa. San Facundo, mártir. San Primitivo, mártir.
La desmotivación, la desorientación y el fracaso en los estudios universitarios , su abordaje a través de la familia

"Quiero estudiar pero nada me interesa" "Es la tercera vez que me cambio de carrera" "Me cuesta mucho sentarme a estudiar y no logro aprobar los exámenes"

Por » Claudia Messing
correo@losocial.com.ar
 

Fragilidad y falta de consistencia de los intereses vocacionales

Desmotivación y abandono de los estudios universitarios.

Conductas Fóbicas y problemas de aprendizaje.

Estas son nuevas  sintomatologías vocacionales que determinan el fracaso de los estudios universitarios. Existe una enorme proporción de estudiantes, 89% en las Universidades Nacionales, que aparentemente quieren estudiar pero no logran hacerlo. Este es un gravísimo problema que lleva luego a engrosar las filas de los jóvenes que no estudian ni trabajan en la Argentina (1.145.000; 17,2% del total) y en el cual no se ha considerado hasta ahora en forma exhaustiva, una de sus dimensiones más significativas: la familiar.

 

El gravísimo aumento de la desorientación vocacional y abandono de los estudios superiores en la Argentina, es el producto de una compleja interacción y potenciación de factores dentro de los cuales, sin ninguna duda, la crisis socioeconómica ocupa el lugar predominante por su efecto directo de exclusión y también por su efecto multiplicador de todas las otras dimensiones del problema. El deterioro de la escuela secundaria y la brecha de formación que existe con los estudios superiores se conjuga con la crisis de valores y los efectos desorganizantes y desmoralizadores de la desocupación, la impunidad, la violencia y la corrupción.

 

Pero lo que no se privilegiado hasta ahora en el análisis de este problema es cómo todas  estas variables impactan sobre la propia crisis adolescente y las gravísimas dificultades que atraviesan los padres en este contexto, para construir nuevos modelos de autoridad capaces de contener a los jóvenes con firmeza y con afecto y ayudarlos a proyectarse hacia el exterior de sus familias. 

 

Entre 128 jóvenes de clase media que consultaron recientemente por Orientación Vocacional en forma privada,  106, el 82%, presentaban algunas de las siguientes sintomatologías vocacionales que condicionaban fuertemente su elección de carrera u ocupación: Fragilidad y falta de consistencia de los intereses vocacionales, desmotivación y abandono de los estudios universitarios, conductas fóbicas y problemas de aprendizaje.

 

Esto quiere decir que la desorientación vocacional no estaba originada en la falta de información de sí mismos o de las carreras o en algún conflicto entre mandatos familiares contrapuestos, sino que la desorientación vocacional respondía a  la falta de deseo, o de motivación consistente hacia ningún campo de estudio o de trabajo. 

 

El 82% de estos jóvenes que no podían elegir carrera, o no podían sostener sus estudios presentaban en el momento de la consulta un estado de apatía y desconexión emocional producto del tipo de vinculación existente entre ellos y sus padres y del Modelo de Autoridad predominante en la familia. Todos estos jóvenes tenían el “permiso” de sus padres para enfrentarse con ellos de igual a igual y en el  21% de los casos eran hijos autoritarios que mandaban en sus casas.

Mientras que el 98%  de los jóvenes posicionados de igual a igual (104 sobre 106)no estuvieron en condiciones de elegir o sostener sus estudios hasta que no salieron de este lugar de desconexión y enfrentamiento de igual a igual con los padres; el 100% de los que aceptaban la autoridad de sus padres (18%) estuvieron en condiciones de organizar un proyecto vocacional consistente a partir del proceso habitual de orientación vocacional. 

Los padres han flexibilizado sus roles dentro de las familias y nunca como hasta ahora se ha avanzado en cercanía e inclusión en el vínculo con los hijos, pero este modelo de crianza ha producido como consecuencia indeseada una falta de diferenciación entre padres e hijos que afecta profundamente el proceso madurativo y de salida al mundo exterior de los mismos.

1. Al estar ubicados en un lugar de saber les resulta muy difícil aprender y disponer de la motivación necesaria hacia el conocimiento.

2. La falta de jerarquización y diferenciación en el vínculo con sus padres les provoca dificultades para diferenciar, categorizar y jerarquizar tanto en la vida cotidiana como en el terreno del aprendizaje. Esto se traduce luego en dificultades para la comprensión y el manejo de las categorías abstractas de los estudios superiores, que se suman a las ya heredadas  del colegio secundario.

3.Se generan fragilidad e inconsistencia en sus intereses vocacionales porque al fallar la diferenciación y valorización de las figuras paternas, no logran diferenciar, ni valorizar adecuadamente sus propios intereses vocacionales.

 

4. La desconexión emocional con sus padres también les impide disponer de la conexión necesaria para percibir y registrar los propios intereses vocacionales y los deja apáticos y desinteresados por el mundo externo.  La desconexión o distancia emocional es un mecanismo de defensa que surge en la adolescencia por el miedo a la indiscriminación con los padres y luego se instala en forma permanente cuando los padres no logran establecer  límites y diferenciaciones protectoras. Esta apatía y estado de desconexión, luego se extiende al resto del mundo exterior afectando fuertemente su capacidad de motivación e interés por el estudio y el aprendizaje.

 

5. La falta de límites desencadena situaciones fóbicas (miedo a quedar atrapados) ante el aprendizaje, los deja en un mundo pasivo donde no es necesario hablar ni insistir, ni  aprender a comunicarse, y donde se dispone del otro y del hogar familiar, porque no se ha producido un buen proceso de individualización y discriminación.

 

Hasta ahora los orientadores han tratado el problema vocacional como un problema individual y no como un problema familiar. En muchísimos casos sólo ayudando al joven y a su familia a que se reinstalen los roles padre-hijo, y se recupere el respeto en la comunicación y las diferencias,  podrán estos desplegar nuevamente su capacidad para desear, proyectar y realizar una carrera o un proyecto ocupacional.

 

La recuperación del vínculo y contacto emocional con los padres posibilita a los jóvenes el contacto emocional consigo mismos y la percepción de sus propios intereses vocacionales. La recuperación del respeto y la diferenciación con los mayores posibilita la jerarquización y valorización inmediata de los propios intereses vocacionales y la incorporación de figuras protectoras y de contención frente a las conductas fóbicas y evitativas que les despierta el aprendizaje.

 

La violenta agudización de la crisis económica y social actual, agrava aún más la necesidad de ocuparnos preventiva y terapéuticamente de estos importantes síntomas  que requieren una atención y capacitación profesional actualizada y específica en  el campo de la Orientación Vocacional y Ocupacional. También es más importante que nunca que los padres sepan que aún en medio de la crisis  pueden ayudar a sus hijos a reencontrar motivaciones y proyectos a partir de la reubicación de los roles en la familia.

 

 

 

FALTA INTERES VOCACIONAL y

MODELO AUTORIDAD

ENFRENTAMIENTO DE IGUAL  A IGUAL

(82%)

 

Aceptación de la Autoridad (18%)

 

 

Total Modelos

Mod.elo I. A.

Modelo . I.B.

Mod.elo I.C.

Modelo  I I

Modelo  I I I

Mod.elo  IV

 

 

Descripción

Padre Amigo o Distante

Padre  Autoritario-CULPOSO

Madre no interviene

Hombre Autoritario Con /Mujer

Hijos Autoritarios

Padres que se apoyan en los .Hijos

Aceptación Autoridad  Padres

 

Total Consultas Vocacionales

128

43

15

21

31

3

15

 (

Enfrentamiento de igual a igual.

106 (82%)

39 (90%)

14 (87%)

19 (90%)

31 (100%)

3(100%)

0 %

 

Falta Interés. Voc.

Desconexión

Desmotivación

Dificultades Estudios

104 (81%)

38 (88%)

14 (87%).

20 (80%)

31( 100%)

1 (33%)

0 %

 

 

Antecedentes de esta Investigación :

 

I. “LA FRAGILIDAD DE LOS INTERESES VOCACIONALES : UNA NUEVA SINTOMATOLOGÍA SOCIAL”.   SU  ABORDAJE A TRAVÉS DE  LA FAMILIA”

 

 TRABAJO PRESENTADO EN EL 

X SEMINARIO ARGENTINO DE ORIENTACIÓN VOCACIONAL

VOCACIÓN Y TRABAJO  -  EL TRABAJO DEL ORIENTADOR ORGANIZADO POR APORA Y LA UNIVERSIDAD DE PALERMO EN NOVIEMBRE DE 1998

 

 

II. “LA FALTA DE DIFERENCIACIÓN ENTRE PADRES E HIJOS Y LAS DIFICULTADES  DE ADAPTACIÓN A LOS ESTUDIOS UNIVERSITARIOS.”

“PROPUESTA DE INVESTIGACIÓN DE LA ACTITUD Y MADURACIÓN DE LOS INGRESANTES-“

 

TRABAJO PRESENTADO A LAS V JORNADAS NACIONALES DE ORIENTADORES VOCACIONALES DE UNIVERSIDADES NACIONALES “

TRANSICIÓN ESCUELA –UNIVERSIDAD. EL PRIMER AÑO EN LA UNIVERSIDAD.

NOVIEMBRE 1999

 

ÚLTIMOS  DOS CONGRESOS IMPORTANTES DE ORIENTACIÓN  VOCACIONAL REALIZADOS EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES..

 

 

Lic.Claudia Messing
 Directora de la Escuela de Post-Grado en Orientación Vocacional y Ocupacional.
Terapeuta Familiar de la Organización Vincular

Miembro de la Sociedad de Terapia Familiar
Lic. en Psicología U.B.A.- Lic. en Sociología U.B.A, Psicóloga Social 
Tel: 4772-4900 y 4775-6985
e-mail: cmessing@mail.mya.com.ar
H.P. http://www.orientacionyfamilia.com.ar/

 

 

 

Investigación cualitativa realizada por La Lic. Claudia Messing, Directora de la Escuela de Post-Grado en Orientación Vocacional y Ocupacional entre 128 jóvenes que consultaron  en los últimos años por Orientación Vocacional.

 

Publicado el 10/03/2003

Opciones de la nota